Anteriormente, en otra entrada de blog explicamos qué era un ERP y sus ventajas e inconvenientes. En relación con ello, el ERP puede encontrarse en la nube (Cloud) o en las propias instalaciones de la empresa (on-promise).

Un ERP en la nube, es una forma de tener softwares ERP en un equipo remoto sin necesitar los hardware de forma interna en la empresa que tengan las características necesarias para poder instalar el ERP elegido. Para poder tener acceso al mismo, como hemos dicho no tendríamos necesidades a nivel de hardware interno solo necesitaríamos conexión a internet, ya que el volcado del ERP estaría dentro de un entorno remoto al que accederemos por esta vía.

Tanto los datos como demás información volcada en la nube respetan en todo momento los principios de seguridad y confidencialidad. Todos los datos introducidos a este ERP se alojan en servidores encargados de mantener y garantizar estos principios.

Debido a que no tenemos requisitos de hardware, elegir un software en la nube tiene un coste mucho menor que un ERP on-promise, ya que los equipos se llevan un gran porcentaje de la inversión a realizar para de obtener y utilizar un ERP, el coste principal sería el acceso al servicio en la nube, mantenimiento y demás relacionados, con la ventaja de no tener que actualizar todos los equipos propios ya que accedemos a ultimas versiones de manera directa, por tanto también hemos de hablar de coste de tiempo en instalación y mantenimiento de equipos y demás relacionados.

Además del coste del que hablábamos antes, otro factor a tener en cuenta para la elección del mismo es el tamaño de la empresa y la actividad, ya que debido a que es un entorno en general con acceso el cual puede ser de varios usuarios en el mismo equipo remoto, para empresas con mayor complejidad de sus funciones que por su casuística, requieran un ERP “hecho a medida” les será más productivo la inversión en un ERP en las instalaciones propias pero de no ser así el ERP en la nube tendría un mayor peso y aportaría un mayor valor a esa diferencia entre coste de la inversión y beneficio que me aporta la misma.

Respecto a sus ventajas, el ERP en la nube permite el acceso desde diferentes ubicaciones, equipos y usuarios a este software. Además, sigue teniendo las mismas ventajas en cuanto a análisis, no duplicidad de información o rapidez que puede tener el ERP on-promise.

Y respecto a sus desventajas además de las ya citadas, como hemos citado el acceso remoto se realiza a través de la conexión a internet, por tanto en el caso de tener un fallo de conexión a la misma o cualquier problema relacionado con internet no tendríamos acceso al ERP en la nube, y relacionado con el acceso, en los momentos de actualizaciones o mantenimientos por parte del proveedor no se tendría acceso o, al menos no de forma plena, al ERP y todas sus funciones.

CONCLUSIÓN
¿Qué ERP elegir? Pues se deben tener en cuenta todos los factores comentados, ya sea accesibilidad, costos, parametrizaciones adaptadas y creadas para la empresa en cuestión que no recoja el estándar, etc.

En definitiva, depende de cada empresa y de poner en balanza lo que le aporta mayor valor añadido a su propia empresa y si cumple sus necesidades y expectativas en mayor proporción, en base a eso decidir cual se adapta mejor a sus objetivos si el ERP on Cloud o on-promise. En RIC.DOC te proponemos la mejor solución. ¿Quieres saber más sobre nosotros? www.ricdoc.com